Enfrentar

Enfrentar

Puede ser difícil pero es liberador y sanador.

Esquivar los problemas los convierte en bola de nieve. Hacer introspección sobre como manejar la situación es provechoso ya que el silencio y la reflexión nos permiten ver con más claridad cual es la decisión más sana a tomar.

Es bueno preguntarse antes de enfrentar un desafío:

  1. Que beneficio deseo obtener al enfrentar esta situación?
  2. Porqué queremos enfrentar la situación?
  3. Estoy dispuesta a aceptar el resultado después de enfrentar el problema?

Si algunas de estas preguntas no están muy claras todavía para ti, no es tiempo de actuar.

Todo enfrentamiento para mejorar una situación sea de la que fuese necesita que se sienta bien en en nosotros. El ego puede enfrentar un desafío en una forma diferente a cuándo lo miramos desde el amor.

Sea lo que sea que necesitemos enfrentar, seamos amorosos y utilicemos palabras dulces como la miel y mirada firme como el León.

Escribe un comentario

8 − cuatro =